¿Livianos o Espirituales?

¿livianos o espirituales?
Escuchar audio de esta predica  2 Timoteo 4:1 Te encarezco delante de Dios y del Señor Jesucristo, que juzgará a los vivos y a los muertos en su manifestación y en su reino, 2. que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina. 3. Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias, 4. y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas. 5. Pero tú sé sobrio en todo, soporta las aflicciones, haz obra de evangelista, cumple tu ministerio.
Estos son tiempos en que las multitudes están tratando de conectarse nuevamente con los valores religiosos, están volviendo a las iglesias en busca de alimento espiritual. Su vida atiborrada de muchas cosas les obliga a tratar de encontrar una congregación a su medida, una que cubra lo que aparentemente ellos necesitan para su vida espiritual. Así que la mejor decisión que se puede tomar es asistir a un lugar donde no tengan que ingerir pesadas calorías, ni tomar algo con alto contenido de fibra, donde lo mejor es poder tomar algo liviano y dulce, algo de fácil digestión, para luego sin ningún remordimiento poder seguir su camino. Que sea la clase de religión que no los hace perder el tiempo, pero lo cierto es que no es tan simple porque tampoco los va a ayudar a crecer.

El fenómeno de las megas iglesias en diferentes partes del mundo y en especial en Latino América nos muestra el resurgimiento del interés por la religión. Hay congregaciones en donde se habla de una asistencia promedio de 45.000, 70.000 y hasta más de 100.000 personas, por eso su renovado enfoque de la religión ha dejado de manifiesto una tendencia más inquietante: "Las personas regresan para consumir un poco de religión "Liviana". "No están interesados en el paquete completo". Alguien lo dijo de esta manera: "A diferencia de los antiguos avivamientos, el objetivo de este tiempo no es la salvación, sino el brindar apoyo a los que se sienten perdidos, no la santidad, sino alivianar momentáneamente la pesada carga del pecado". Sin duda las iglesias menos exigentes en la verdadera doctrina Bíblica, son las que encuentran hoy una mayor demanda.

Las iglesias con mayor racha de crecimiento en los últimos veinte años, están poniendo su énfasis en que "cada individuo es la fuente máxima de autoridad", ya no lo es la Palabra de Dios, ellas venden la idea de que cada quien puede decidir la clase de vida espiritual que quieren llevar desde su propia autoridad. Y su adoración consiste en cada servicio en pedir que el Espíritu afirme la aceptación incondicional del yo. Su Slogan es: "En vez de ajustarme a la religión, encontré una religión que se ajusta a mí".

Ahora bien, puedes preguntarte ¿Esa clase de religión liviana está confinada solo a un grupo marginal de cristianos? Lo cierto es que un rápido repaso en la vida de los que hoy decimo hacer parte de la iglesia nos da como diagnostico el ser una comunidad bíblicamente analfabeta, no conocemos las escrituras y muchas de las cosas por las que vivimos y que repetimos es el producto de la obtención de un alimento Light.

Creo que el apóstol Pablo previó un tiempo como éste en el que la gente trataría que la verdadera espiritualidad se acomode a sus gustos, en vez de que fuese lo contrario, por eso nos dice en 2 Timoteo 4: 3 Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias 4 y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas.

1. Asegúrese que lo que está consumiendo no sea un alimento espiritual Light.

2 Timoteo 4: 2 que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina.

En este texto Pablo le está dando a Timoteo una indicación de último momento, su partida al otro lado de la gloria esta pronta y al parecer lo asalta una preocupación valida: "Las personas no querrán sufrir la sana doctrina en los últimos tiempos", así que su recomendación es clara: "Entrégate de lleno al ministerio de la Palabra", y además le da la razón por lo cual insiste en ello: "El mal discernimiento de los futuros oyentes del evangelio". El apóstol no solo lo invita a que sea inoportuno con las Palabras de la sana doctrina, siendo un aguafiestas, sino que de igual manera no pierda ninguna oportunidad que se le presente, colocando su interés exclusivamente en la Palabra de Dios que es la que tiene todo lo necesario para, redargüir, reprender y exhortar. A los que no les gustan los azotes bíblicos miren los componentes que debe tener una predicación dicho por Pablo: Elementos que redarguyen, reprenden y exhortan.

Lo que hoy escuchamos es: "Ama los que están cerca de ti", "Se leal a tu propia verdad", "Sigue algunas memes cristianos y estarás en la senda", "escucha unos cuantos devocionales digeridos por otros y tendrás una vida en triunfo". Ya los mandatos sagrados no se toman en cuenta. Queremos que nos den sólo la moralidad suficiente para pasar el momento o la situación. La nueva religión dice: "Por favor no perturbes nuestro estilo de vida con todos esos mandatos pesados de los diez mandamientos, que ni siquiera son negociables", "Necesitamos algo con menos calorías".

Hechos 7: 51. ¡Duros de cerviz, e incircuncisos de corazón y de oídos! Vosotros resistís siempre al Espíritu Santo; como vuestros padres, así también vosotros. 52. ¿A cuál de los profetas no persiguieron vuestros padres? Y mataron a los que anunciaron de antemano la venida del Justo, de quien vosotros ahora habéis sido entregadores y matadores; 53. vosotros que recibisteis la ley por disposición de ángeles, y no la guardasteis. 54. Oyendo estas cosas, se enfurecían en sus corazones, y crujían los dientes contra él. 55. Pero Esteban, lleno del Espíritu Santo, puestos los ojos en el cielo, vio la gloria de Dios, y a Jesús que estaba a la diestra de Dios, 56. y dijo: He aquí, veo los cielos abiertos, y al Hijo del Hombre que está a la diestra de Dios. 57. Entonces ellos, dando grandes voces, se taparon los oídos, y arremetieron a una contra él.

Esteban el predicador de este discurso fue uno de los primeros mártires de la iglesia, la razón de su muerte predicar la sana doctrina, sus oyentes no la toleraron.

Una gran cantidad de personas que tienen un estilo de vida totalmente secular han comprado la idea de la religión "Light": es su propia religión liviana. En el fondo de sus mentes todavía piensan que pueden mantener conforme a Dios con unos cuantos gestos indicativos de su devoción ritual y no una verdadera vida de consagración a través de Cristo.

2. Solo la sana doctrina tiene el poder para salvar y transformar.

2 Timoteo 4: 3. Porque vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias,

El apóstol Pablo utiliza un vocablo griego para referirse a la sana doctrina que es: "huguiainoúses" (es de donde procede nuestro vocablo: higiene) que sugiere, que tiene salud, que es lo apropiado para conservar y fomentar la salud espiritual, en contraposición a todo lo insano y pernicioso para el espíritu del hombre. Las personas no suelen soportar la sana doctrina porque va en contra de sus caprichos personales; sus propias concupiscencias. Al no gustarles lo que predican los fieles siervos de Dios, estas gentes acumulan para sí mismos maestros acomodados a sus caprichos personales, pues les causan cosquillas en sus oídos. Esto que Pablo utiliza es una metáfora estupenda para describir a quienes por sus deseos de escuchar novedades, se buscan predicadores que les halaguen los oídos.

Hechos 17:21 "Porque todos los atenienses y los extranjeros residentes allí, en ninguna otra cosa se interesaban sino en decir o en oír algo nuevo". Esta gente tenían una pasión compulsiva por las novedades. Es la misma patología que hace a muchas personas hoy navegar infinitamente por Internet en busca de la última revelación.

La fe para salvación y transformación solo surge de oír la Palabra de Dios, pero quienes tienen comezón de oír no quieren que les prediquen la sana doctrina, sino lo que sirve de entretenimiento a sus caprichos personales. Y no se contentan con uno o dos predicadores de esta calaña, sino que amontonan uno sobre otro; no se sacian de oír novedades que les calmen por un instante la rasquiña en sus orejas.

Leí sobre un autor que habla hoy de la mentalidad MacCristiana, ósea la tendencia a armar la doctrina como si fueran un menú de McDonal: tomando un poquito aquí, otro poquito haya, pero sin echar raíces, ni asumir un compromiso. Otro autor observo: "La gente visita las congregaciones como si fueran restaurantes, y las abandonan si no encuentran un alimento light que les agrade".

Hay pastores de algunas mega iglesias que han tenido que abandonar en sus sermones muchos de los términos comunes de la teología cristiana. "Si usamos palabras como redención, conversión, justificación o pecado", las personas suelen pensar que estamos hablando de obligaciones. Mucha gente que ha regresado a una vida religiosa, consideran que sus vidas privadas están fuera de los límites de los demás creyentes o de sus autoridades. Tienen un ojo agudo para con los pecados de los demás, pero no los tienen para los pecados individuales (sobre todo la arrogancia).

Lucas 3: 7. Y decía a las multitudes que salían para ser bautizadas por él: ¡Oh generación de víboras! ¿Quién os enseñó a huir de la ira venidera? 8. Haced, pues, frutos dignos de arrepentimiento, y no comencéis a decir dentro de vosotros mismos: Tenemos a Abraham por padre; porque os digo que Dios puede levantar hijos a Abraham aun de estas piedras. 9. Y ya también el hacha está puesta a la raíz de los árboles; por tanto, todo árbol que no da buen fruto se corta y se echa en el fuego. 10. Y la gente le preguntaba, diciendo: Entonces, ¿qué haremos?

¿Qué haremos? Este es el verdadero grito desesperado de alguien que reconoce que su vida está en el infierno y solo en el evangelio genuino de Jesucristo tendrá salvación y transformación.

En un artículo de la revista Newsweek se observa que: "Muchos pastores han borrado la palabra pecado de su lenguaje". La religión liviana ha producido su propia mini-doctrina. El periodista de esta revista destaca. "El cielo es no tener que decirte que no a ti mismo y Dios no tiene que pedirte que digas que estas arrepentido".

3. Ten mucho cuidado con el analfabetismo espiritual.

2 Timoteo 4. y apartarán de la verdad el oído y se volverán a las fábulas.

Analfabetas enseñando analfabetas, esta es la denuncia hecha por Pablo para los últimos tiempos. Hoy vemos personas juzgando desde su intelectualidad la fe, pero con una absoluta ignorancia de la Verdad, no conocen a Cristo pero quieren ser la puerta para los que quieren entrar a la vida eterna. Bien lo denuncio el Señor Jesús: "Ciegos guías de ciegos, que terminaran ambos en el hoyo". (Mateo 15: 14). El panorama expuesto por el apóstol era que la gente abandonaría la sana doctrina porque llegarían a amar los valores del mundo y a desarrollar una pasión por la auto-gratificación. Eso es la apostasía, y es una acertadísima descripción del movimiento evangélico mayoritario de hoy en día. Pablo está describiendo la clase exacta de obstinación que podemos apreciar en todo su esplendor en nuestra propia cultura evangélica. Los iluminados postmodernos sencillamente no tienen tiempo para las contundentes afirmaciones de verdad absoluta de la Palabra de Dios. Y el líder medio de las iglesias evangélicas parece obsesionado con encajar en la cultura que le rodea en lugar de señalar sus peligros. En vez de alimentar al rebaño con algo nutritivo, a los nuevos pastores-estrellas les encantan los oídos ansiosos de novedades. Pero en realidad apartan a la gente de la verdad y los encaminan a explorar en fabulas.

Usted hoy puede estar dispuesto a ser de los que eligen que alguien más digiera sus alimentos espirituales o de los que desean más bien que se los enseñen a digerir (Esta es la elección de los que deciden ser discípulos de Cristo). No persiga la intelectualidad de un sujeto, sino la abundancia de una vida fructífera, ya que el problema es que si esta es su meta, jamás va a hallar la verdad que solo se obtiene a través de una búsqueda muy personal en la Palabra de Dios. Le dijeron a Moisés que fuera él.

El analfabetismo termina cuando decidimos de manera muy personal sumergirnos en Cristo. Debemos regresar a la idea de que solo a través de una relación personal con el Señor por su Palabra permaneceré en la verdad. Esto nos dice que si estamos sufriendo el verdadero evangelio este nos conducirá a la plenitud que se describe en las escrituras. No podemos evitar este tema en el Nuevo Testamento. Los escritores de la Biblia hablan de ser llenos con su gloria, llenos con su gozo, llenos con su sabiduría, llenos con sus maravillas, llenos con el fruto de la justificación. Los creyentes genuinos no toman un poco de religión para luego seguir con su camino, sino que procuran cada día ser llenos con el fruto del Espíritu que es: amor, gozo, paz, paciencia, amabilidad, bondad, fidelidad, cortesía, y auto-control. Pero la plenitud no llega por accidente, siempre será el resultado de un compromiso muy definido con la Verdad, cuente lo que nos cueste.

¿Cómo llegamos a este punto de analfabetismo espiritual en lugar de la verdad, en vez de una verdadera comida espiritual?, Fíjate que casi todas las cosas en nuestro mundo, nos acarician, nos miman. El problema está en que estamos demasiado cómodos. ¿Qué puede tener de malo la vida para una persona que tiene todas las opciones en las puntas de sus dedos, sea por internet o por televisión, mirándola desde su cama? Toda clase de entretenimiento desfila cada día en nuestras casas; solo tenemos que apuntar el control remoto. Es muy fácil hacerse alguien pasivo. La actitud hoy es: "Si debemos buscara la verdad o a Dios, por lo menos no nos hagan levantar del sofá, dice la gente".

Conclusión

Dios no desea que nademos en lo superficial de una vida Cristiana sino que adquiramos un compromiso que nos haga permanecer en lo profundo de Él.

La historia de los esquimales y la cacería de los osos polares.

Los que hemos estado subsistiendo con una religión liviana, necesitamos escuchar estas palabras: ¡¿Qué estamos esperando?! Salgamos de nuestra fe cómoda y superficial; busquemos más que eslóganes, más que las exigencias mínimas. Tomemos el paso de sumergirnos en Cristo y asumamos invocar su Nombre, no solo como nuestro salvador, sino como el Señor de nuestras vidas.
 
Pastor: David Bayuelo
Noviembre 17 de 2019

Comunidad Cristiana el Camino de Bogotá
Calle 98 No. 69 - 64 La Floresta - Teléfono: (57) (1) 358 67 27 - Bogotá D.C. (Colombia) - Powered by Ingeniero José Barrios Meléndez.