El Dios Que Cuida De Mí

El Dios que cuida de mi
Escuchar audio de esta predica Mateo 6: 25. »Por eso les digo que no se preocupen por la vida diaria, si tendrán suficiente alimento y bebida, o suficiente ropa para vestirse. ¿Acaso no es la vida más que la comida y el cuerpo más que la ropa? 26. Miren los pájaros. No plantan ni cosechan ni guardan comida en graneros, porque el Padre celestial los alimenta. ¿Y no son ustedes para él mucho más valiosos que ellos? 27. ¿Acaso con todas sus preocupaciones pueden añadir un solo momento a su vida?
¿Usted ha experimentado que después de colocar todo el empeño y esfuerzo en algo el resultado obtenido es muy inferior e incluso nulo frente a todo el desgaste sufrido? Desde nuestra consideración podremos creer que hicimos lo mejor, revisaremos una y otra vez el plan que decidimos seguir y no hallamos un aparente error, incluso nos compararemos con otros y veremos que lo hicimos exactamente como ellos lo hicieron o de mejor manera, pero el resultado finalmente no es el que esperábamos.

Jesús dijo en Mateo 6: 27 ¿Y quién de vosotros podrá, por mucho que se afane, añadir a su estatura un codo? Él Señor enfatiza en cómo nos es imposible alcanzar nuestros objetivos sino dependemos de Él, a través de un plan concreto escrito por su mano, especialmente diseñado para cada uno de nosotros y guiado por su Espíritu.

La biblia nos registra una y otra vez como hombres que habían entregado su vida a Dios intentaron seguir su propio plan, este es el caso de; Abraham, Jacob, Moisés, Jonás, Elías, David entre otros, pero al final descubrieron que sus propios esfuerzos fueron estériles y solo viviendo en una dependencia absoluta del Señor, probada a través de andar al pie de la letra en sus planes, les condujo a alcanzar el propósito propuesto.

Es evidente que muchas personas logran cosas dejando de lado el plan de Dios y su dirección, pero la pregunta para hacernos es: ¿Bajo qué costo? El de su relación con Dios, su matrimonio, sus hijos, su servicio a Dios, su salud. Él Señor nos dio a través de Jesucristo una vida abundante y esto nos debe llevar a concluir que el sacrificar algunas de sus bendiciones por obtener otras cosas, no es un buen negocio y mucho menos está dentro de sus consideraciones, Él espera más bien que alcancemos una vida dentro de su equilibrio perfecto.

¿Se ha preguntado de qué se trata esta vida en Dios? ¿Y si la suya realmente responde a la idea que Dios tiene?

1. El Dios que cuida de mi espera que reconozcamos nuestra absoluta incapacidad.

Y quién de vosotros "podrá": La palabra podrá en su sentido más literal dentro de este contexto significa: "Seré capaz de hacer algo", o "Tendré el poder para hacer algo".

Jesús lo que les estaba comunicando a sus discípulos en medio del sermón del monte era que debían vivir todo el tiempo con la consideración que el poder o la capacidad para llegar a cumplir su propósito, solo se encontraba en la dependencia de Él. Todo esfuerzo en sí mismos sería nulo y a lo que los conducirá sería a perder la fuente de poder que sustentaba todas sus necesidades.

Jesús reafirma esta idea en Lucas 10:4 cuando les da la orden de no llevar bolsa con dinero, ni alforja con alimentos, ni calzado; y que no saludaran a nadie por el camino en el que ellos pudieran depositar su confianza. Lo interesante de este ejercicio propuesto por el Señor es que en su plan todas las circunstancias estaban previstas. Por más que nosotros nos esforcemos por construir un plan seguro siempre viviremos con el limitentante de no poder contemplar completamente los imprevistos y mucho menos poseer una respuesta para ellos. ¿De veras podemos creer que nuestras vidas y familias están más seguras en nuestras manos?

Que hermoso ejemplo de dependencia en la fuerza de Dios nos da el apóstol Pablo en Hechos 27: 18Pero siendo combatidos por una furiosa tempestad, al siguiente día empezaron a alijar, 19y al tercer día con nuestras propias manos arrojamos los aparejos de la nave. 20Y no apareciendo ni sol ni estrellas por muchos días, y acosados por una tempestad no pequeña, ya habíamos perdido toda esperanza de salvarnos. 21Entonces Pablo, como hacía ya mucho que no comíamos, puesto en pie en medio de ellos, dijo: Habría sido por cierto conveniente, oh varones, haberme oído, y no zarpar de Creta tan sólo para recibir este perjuicio y pérdida. 22Pero ahora os exhorto a tener buen ánimo, pues no habrá ninguna pérdida de vida entre vosotros, sino solamente de la nave. 23Porque esta noche ha estado conmigo el ángel del Dios de quien soy y a quien sirvo, 24diciendo: Pablo, no temas; es necesario que comparezcas ante César; y he aquí, Dios te ha concedido todos los que navegan contigo.

En nuestro caminar en el Señor ni la dificultad, ni la enfermedad o ni siquiera la muerte son un imprevisto, porque hasta para ellas el Señor ya estableció una solución. Nunca debemos olvidar que para Dios no hay nada que pueda estar fuera de su alcance, así que si hemos estado metiendo nuestra mano, viviendo bajo nuestra bajo prudencia, ¿Cómo podremos tener la certeza que terminaremos cumpliendo su propósito?, ¿Cómo podemos creer que todas las variables que nos esperan hacia el futuro pueden estar bajo nuestro control?

Este pasaje nos ilustra cómo hasta la muerte es una variable que está bajo el control de Dios. Juan 12: 9Gran multitud de los judíos supieron entonces que él estaba allí, y vinieron, no solamente por causa de Jesús, sino también para ver a Lázaro, a quien había resucitado de los muertos. 10Pero los principales sacerdotes acordaron dar muerte también a Lázaro, 11porque a causa de él muchos de los judíos se apartaban y creían en Jesús. Dios permitió que la muerte tocara la vida de Lázaro, pero esta no pudo impedir que él cumpliera su propósito, la escritura nos descubre como muchos judíos a través de este suceso indeseable e inesperado creyeran en Jesús. Asegúrese a través de la dependencia del Dios que cuida de usted que ni la muerte lo pueda detener.

Hoy puedo ver que uno de los peores errores que cometen los hijos de Dios es estar dispuestos a construir sus vidas bajo el referente de hombres igual a ellos y no bajo el ejemplo claro de quien representa el verdadero andar con sensatez al depender completamente de su Padre; "el Señor Jesús".

En Lucas 12:16 Jesús También les refirió una parábola a sus discípulos, diciendo: La heredad de un hombre rico había producido mucho. 12:17 Y él pensaba dentro de sí, diciendo: ¿Qué haré, porque no tengo dónde guardar mis frutos? 12:18 Y dijo: Esto haré: derribaré mis graneros, y los edificaré mayores, y allí guardaré todos mis frutos y mis bienes; 12:19 y diré a mi alma: Alma, muchos bienes tienes guardados para muchos años; repósate, come, bebe, regocíjate. 12:20 Pero Dios le dijo: Necio, esta noche vienen a pedirte tu alma; y lo que has provisto, ¿de quién será? 12:21 Así es el que hace para sí tesoro, y no es rico para con Dios. El no ser rico para con Dios está representado por la insensatez de creer que nosotros podemos controlar nuestras vidas.

Jesús dijo: Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer. (Juan 15:5) Todo el poder necesario para que nuestra vida vea el fruto abundante esta ceñido a mantenernos reconociendo a través de nuestra dependencia que todo proviene de Él.

Cuando el pueblo de Israel marcho por el desierto Dios determino que les daría del pan que caería del cielo, pero para ello habrían condiciones claras y una de las más importantes era que cada día se recogiera solo la porción que iban a consumir y la razón para esto era que aprendieran a vivir en una absoluta dependencia de Él.

El cansancio y desgaste habla mucho de las batallas que peleamos desde nuestras fuerzas y las que peleamos desde su Espíritu.

2. El Dios que cuida de mi espera que reconozcamos nuestra esfuerzo limitado.

Por mucho que se afane. Afanarse: Hacer todo lo posible por conseguir una cosa. (Según el diccionario). La biblia en su sentido más literal define el afán como: preocupación. La palabra que en español se traduce como afán en el Nuevo Testamento es la palabra griega "merimnao", que significa "estar ansioso, estar distraído" o "tener una mente dividida".

Sea cual sea el punto al que los discípulos deseaban llegar jamás podrían ir más lejos de la medida establecida por Dios, así que el confiar en Él era fundamental para marchar y avanzar cada día conforme a su plan.

Génesis 16: 1Sarai mujer de Abram no le daba hijos; y ella tenía una sierva egipcia, que se llamaba Agar. 2Dijo entonces Sarai a Abram: Ya ves que Jehová me ha hecho estéril; te ruego, pues, que te llegues a mi sierva; quizá tendré hijos de ella. Y atendió Abram al ruego de Sarai. 3Y Sarai mujer de Abram tomó a Agar su sierva egipcia, al cabo de diez años que había habitado Abram en la tierra de Canaán, y la dio por mujer a Abram su marido. 4Y él se llegó a Agar, la cual concibió; y cuando vio que había concebido, miraba con desprecio a su señora. 5Entonces Sarai dijo a Abram: Mi afrenta sea sobre ti; yo te di mi sierva por mujer, y viéndose encinta, me mira con desprecio; juzgue Jehová entre tú y yo.

Todos hemos experimentado en alguna momento al igual que Abram y Sara situaciones que nos hacen sentir impotentes y esta es la muestra clara del porque Jesús nos exhorta a vivir una vida sin afanes y de plena confianza en Él. No podemos permitir que nada divida nuestro pensamiento entre los planes específicos de Dios y los planes que nosotros consideramos mejores. Él Señor tiene un tiempo específico para cumplir su deseo en nuestra vida y si aún no ha llegado no tenemos por qué forzarlo porque terminaremos vulnerando muchas cosas establecidas en la perfección de su propósito. Mucho de lo que hoy estamos concibiendo como un consecuente negativo es producto de querer adelantarnos a los designios de Dios, haciendo las cosas fuera de lo establecido en su perfecta voluntad, si Él ha considerado que aún no es el tiempo para llegar donde deseamos es porque aún no estamos listos.

Si hay una cosa que a mí me cause angustia existencial es tener un auto detrás mío rugiendo para pasar cuando voy en la carretera, así que por lo regular yo me aparto un poco y lo dejo pasar, lo increíble es que sin muchos afanes la mayoría de las veces unos cuantos kilómetros más adelante lo hayo detenido detrás de alguien más. Y lo más cómico del asunto es que muchas veces me encuentro llegando a mi destino primero que él. Hay quienes corren y corren con todo el afán, no importando dejar a Dios de lado, a su familia, su salud y lo más absurdo es que no vemos que todos estos afanes lo que propician antes de acercarnos a la meta es alejarnos de ella.

Así que no importa si el paso que Dios estableció para usted es un tanto lento bajo la consideración suya o la de los demás, no se afane al ver que otros desaforadamente corren pasando por su lado, no deje que esto divida su mente entre lo que usted quiere obtener ya, porque ve a los demás y lo que Dios ha determinado para que este en su vida en un tiempo determinado.

1 Samuel 8:5 y le dijeron: He aquí tú has envejecido, y tus hijos no andan en tus caminos; por tanto, constitúyenos ahora un rey que nos juzgue, como tienen todas las naciones. Israel se adelantaría a algo que Dios ya había determinado que en su tiempo se daría, ellos pidieron un rey y el Señor termina dándoselos, el asunto es que no fue en su tiempo, ni como él deseaba y por ello terminaron viviendo el consecuente.

Apocalipsis 3:7 Escribe al ángel de la iglesia en Filadelfia: Esto dice el Santo, el Verdadero, el que tiene la llave de David, el que abre y ninguno cierra, y cierra y ninguno abre. Hay que aprender a vivir con la convicción que Dios nos cuida y que lo determinado por Él nadie lo puede cambiar, así que no hay porque adelantarse nunca a su perfecta voluntad.

3. El Dios que cuida de mi espera que creamos que Él es único que nos puede conducir a alcanzar el resultado esperado.

Añadir a su estatura un codo.

Mateo 6: 27 ¿Acaso con todas sus preocupaciones pueden añadir un solo momento a su vida?

La biblia en su sentido más literal define la añadidura como: colocar un anexo o algo adicional.

Jesús les está comunicando a sus discípulos que algo como la comida y el vestido que al hombre le son indispensables para su subsistencia en este mundo no eran más que meras añadiduras, dejándoles claro que el tener el conocimiento de Él era la medida plena que todo hombre debía procurar alcázar.

Pablo nos lo hace saber a través de su propia vida en Filipenses 3: 8. Y ciertamente, aun estimo todas las cosas como pérdida por la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor, por amor del cual lo he perdido todo, y lo tengo por basura, para ganar a Cristo,

Científicamente se considera que los hombres dejamos de crecer a los 21 años y las mujeres en promedio a los 18, así que cuando se llega a esa edad habremos alcanzado nuestra máxima aspiración. Cuando Jesús está tomando la estatura como ilustración en lo que deseaba enfatizar era en que nuestro verdadero objetivo debía ser perseguir cada día el conocerlo a Él y esto será suficiente para llegar incluso más allá de nuestras imposibilidades. Debemos confiar en que Él cuida de nosotros y ya hizo lo suficiente en la cruz para que alcanzáramos nuestra máxima estatura y tuviéramos toda añadidura que pudiéramos necesitar. Romanos 8:32 El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no nos dará también con él todas las cosas?

Efesios 3:20 Y a Aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que actúa en nosotros. Los buenos resultados en la vida jamás serán producto de nuestro esfuerzo, sino de seguir puntualmente un plan escrito por Dios, en donde todas las variables están contempladas, de tal manera que nuestro resultado final será el obtenido por Él a través de su sacrificio.

El hecho de que en su plan nos encontrarnos con ciertas dificultades no quiere que decir que no estuvieran contempladas por el Señor, lo más importante es que vivamos con la disposición de sobrepasar el afán que nos presente cada día, sabiendo que el incluyo ya la solución y si llegamos a equivocamos, podremos reconvenir la ruta pero solo dentro de la seguridad de que fue Dios el que dispuso que así fuera.

Conclusión

No dejemos nada al azar, usted tiene un Dios suficiente que cuida de usted, que habla y que si hay algo que desea es que pueda conocer plenamente sus planes, escúchelo y suscríbase a ellos, no importando lo que las circunstancias griten, lo que los demás digan o su enemigo opine.

Dios desea que obtengamos los mejores resultados, pero sin derribar el edificio de nuestra vida y permaneciendo en su equilibrio perfecto y esto solo se logra buscando primera mente lo primero y ese es a Dios y su perfecta voluntad.

Mateo 10:29 ¿No se venden dos pajarillos por un cuarto? Con todo, ni uno de ellos cae a tierra sin vuestro Padre. 10:30 Pues aun vuestros cabellos están todos contados. 10:31 Así que, no temáis; más valéis vosotros que muchos pajarillos.

Así que hay que abandonar nuestros temores y descansar plena y totalmente en nuestro Dios.
 
Pastor: David Bayuelo
Noviembre 15 de 2019

Comunidad Cristiana el Camino de Bogotá
Calle 98 No. 69 - 64 La Floresta - Teléfono: (57) (1) 358 67 27 - Bogotá D.C. (Colombia) - Powered by Ingeniero José Barrios Meléndez.