Perdiendo El Miedo Para Avanzar

Perdiendo el miedo para avanzarEscuchar audio de esta predica  Hechos 23:11 A la noche siguiente se le presentó el Señor y le dijo: Ten ánimo, Pablo, pues como has testificado de mí en Jerusalén, así es necesario que testifiques también en Roma.
 
Hay quienes nos acostumbramos a leer la escritura con tal simpleza que pasamos por alto pasajes que guardan un sentido absolutamente sobrenatural. El encontrarme con este texto señalado en rojo en la Biblia dentro de unos de los libros escritos después de la ascensión de Cristo, atrajo por completo mi atención, ya que esto lo vemos comúnmente dentro de los evangelios cuando las palabras escritas correspondían a lo que salía puntualmente de la boca del Señor Jesús. Con esto lo que Lucas procura decirnos es que Pablo no tuvo una visión, ni fue conducido al tercer cielo, ni fue una voz que escucho en medio de una luz intensa, sino que el mismísimo Señor se le presento en el lugar en el que él se hallaba preso para alentarlo a seguir adelante, con la convicción que su propósito prevalecería por encima de cualquier dificultad.

Pablo había regresado a Jerusalén después de su tercer viaje misionero y queriendo que las puertas de la sinagoga no se cerraran frente a él para poder predicar en Jerusalén, decidió cumplir con el rito de ser purificado, ya que se decían muchas cosas en cuanto a su fe judía, pero un hombre que noto su presencia un día antes de terminar con el rito que efectuaba, alboroto al pueblo al punto que lo tomaron para matarlo y solo la intervención de la autoridad romana pudo impedirlo.

Ahora Pablo se halla preso una vez más bajo la protección de la guardia romana y por lo que el pasaje deja ver a través de las Palabras del Señor, él entra en desaliento y con la necesidad urgente de poder ser objeto de una directa intervención Divina, el mismo Jesús en persona vendría a alentarlo para que continuara avanzando en la consecución de su propósito. Después de esto pasarían más de dos años en donde el apóstol estuvo encarcelado, oprimido por los religiosos judíos e incluso con planes concretos para atentar contra su vida, antes de ser enviado a Roma por haber apelado al Cesar, lo que le esperaría sería una serie de dificultades que tal cual el Señor le anuncio él pudo sobrepasar ya que lo dicho por Jesús fue suficiente para desaparecer todo temor que no le permitiría avanzar.

 

1. Las fuerzas de las tinieblas harán lo necesario para amedrentarnos y no dejarnos avanzar.


Hechos 23:12 Venido el día, algunos de los judíos tramaron un complot y se juramentaron bajo maldición, diciendo que no comerían ni beberían hasta que hubiesen dado muerte a Pablo. 23:13 Eran más de cuarenta los que habían hecho esta conjuración,

El pasaje nos muestra un complot amparado en una falsa acusación contra Pablo, cuarenta hombres se dispusieron para hacerle una celada y fraguaron todo un plan para que quedase expuesto y así poder terminar con su vida y de paso cortar con el avance hacia el cumplimiento del propósito dispuesto por Dios. Este era un asunto muy serio, satanás le había colocado precio a la cabeza de este hombre y por ningún motivo le podían permitir avanzar.

1 Reyes 19:1 Acab dio a Jezabel la nueva de todo lo que Elías había hecho, y de cómo había matado a espada a todos los profetas. 19:2 Entonces envió Jezabel a Elías un mensajero, diciendo: Así me hagan los dioses, y aun me añadan, si mañana a estas horas yo no he puesto tu persona como la de uno de ellos. 19:3 Viendo, pues, el peligro, se levantó y se fue para salvar su vida, y vino a Beerseba, que está en Judá, y dejó allí a su criado. 19:4 Y él se fue por el desierto un día de camino, y vino y se sentó debajo de un enebro; y deseando morirse, dijo: Basta ya, oh Jehová, quítame la vida, pues no soy yo mejor que mis padres.

Desde siempre satanás ha procurado bajo el mismo plan hacer desistir a los hombres de Dios de ir por más en el propósito concebido para sus vidas, una y otra vez hará cosas con el fin de detenernos en la carrera, el quera que nuestro corazón se llene de miedo para que no avancemos.

Nosotros no podemos olvidarnos que el reino de las tinieblas es real y que está compuesto por huestes de maldad que están en constante confrontación con el reino de Dios y por ende con el propósito que debemos cumplir en esta tierra. Hay quienes hemos estado siendo amedrantados e incluso distraídos para que no lleguemos a la consecución del plan Divino. Con toda seguridad esta mañana, en este lugar, se está librando una lucha espiritual, donde mi enemigo va a hacer lo necesario para que no predique las verdades espirituales que Dios quiere comunicar, pero al mismo tiempo procurara por todos los medios el que usted no las escuche.

Mateo 16:22 Entonces Pedro, tomándolo aparte, comenzó a reconvenirle, diciendo: Señor, ten compasión de ti; en ninguna manera esto te acontezca. 16:23 Pero él, volviéndose, dijo a Pedro: ¡Quítate de delante de mí, Satanás!; me eres tropiezo, porque no pones la mira en las cosas de Dios, sino en las de los hombres. Hay personas que con palabras que parecen ser piadosas procuraran frenar en el avance de ir por más en nuestra vida. Hay que afinar nuestro discernimiento para dejar al descubierto a quien les está usando para detenernos en ir por más.

Dios dispuso que este era un año de renovación en nuestra mente algo esencial para poder avanzar, ya que a través de este ejercicio espiritual nuestras vidas se desprenderían de todo aquello que nuestro enemigo usa para desalentarnos, para amedrentarnos, el Señor quiere conducirnos a ser más fuertes y valientes.

2. El Señor hará lo necesario para que no seamos amedrantados y podamos seguir avanzando.


Hechos 23:16 Mas el hijo de la hermana de Pablo, oyendo hablar de la celada, fue y entró en la fortaleza, y dio aviso a Pablo. 23:17 Pablo, llamando a uno de los centuriones, dijo: Lleva a este joven ante el tribuno, porque tiene cierto aviso que darle.

En estos versículos nos estamos enterando que Pablo tenía una hermana y que ella tenía un hijo, que de manera providencial se encontraba en la hora justa, y en el lugar indicado para escuchar lo necesario y de esta manera le sea revelado a Pablo que Dios tiene un especial cuidado por los suyos y por el propósito que les ha encomendado.

Ester 6:1 Aquella misma noche se le fue el sueño al rey, y dijo que le trajesen el libro de las memorias y crónicas, y que las leyeran en su presencia. 6:2 Entonces hallaron escrito que Mardoqueo había denunciado el complot de Bigtán y de Teres, dos eunucos del rey, de la guardia de la puerta, que habían procurado poner mano en el rey Asuero.

6:3 Y dijo el rey: ¿Qué honra o qué distinción se hizo a Mardoqueo por esto? Y respondieron los servidores del rey, sus oficiales: Nada se ha hecho con él. 6:4 Entonces dijo el rey: ¿Quién está en el patio? Y Amán había venido al patio exterior de la casa real, para hablarle al rey para que hiciese colgar a Mardoqueo en la horca que él le tenía preparada.

6:5 Y los servidores del rey le respondieron: He aquí Amán está en el patio. Y el rey dijo: Que entre. 6:6 Entró, pues, Amán, y el rey le dijo: ¿Qué se hará al hombre cuya honra desea el rey? Y dijo Amán en su corazón: ¿A quién deseará el rey honrar más que a mí? 6:7 Y respondió Amán al rey: Para el varón cuya honra desea el rey, 6:8 traigan el vestido real de que el rey se viste, y el caballo en que el rey cabalga, y la corona real que está puesta en su cabeza;

6:9 y den el vestido y el caballo en mano de alguno de los príncipes más nobles del rey, y vistan a aquel varón cuya honra desea el rey, y llévenlo en el caballo por la plaza de la ciudad, y pregonen delante de él: Así se hará al varón cuya honra desea el rey. 6:10 Entonces el rey dijo a Amán: Date prisa, toma el vestido y el caballo, como tú has dicho, y hazlo así con el judío Mardoqueo, que se sienta a la puerta real; no omitas nada de todo lo que has dicho. 6:11 Y Amán tomó el vestido y el caballo, y vistió a Mardoqueo, y lo condujo a caballo por la plaza de la ciudad, e hizo pregonar delante de él: Así se hará al varón cuya honra desea el rey.

6:12 Después de esto Mardoqueo volvió a la puerta real, y Amán se dio prisa para irse a su casa, apesadumbrado y cubierta su cabeza.

Dios va a colocar personas, entrelazar sucesos o eventos para que su voluntad pueda ser llevado a cabo en mi vida. Dios va a agrupar situaciones a mi favor que nos permitirán cumplir su plan, él le va a dar forma y va a ser avanzar constantemente mi propósito hacia la meta, él lo va a influenciar y direccionar hasta que se cumpla. En otras palabras la soberanía y el amor de Dios siempre estará operando a favor de los suyos.

3. El Señor quiere que sepamos que Él es el que cuida nuestro avance para que se cumpla su propósito.


Hechos 23:20 Él le dijo: Los judíos han convenido en rogarte que mañana lleves a Pablo ante el concilio, como que van a inquirir alguna cosa más cierta acerca de él. 23:21 Pero tú no les creas; porque más de cuarenta hombres de ellos le acechan, los cuales se han juramentado bajo maldición, a no comer ni beber hasta que le hayan dado muerte; y ahora están listos esperando tu promesa. 23:22 Entonces el tribuno despidió al joven, mandándole que a nadie dijese que le había dado aviso de esto. 23:23 Y llamando a dos centuriones, mandó que preparasen para la hora tercera de la noche doscientos soldados, setenta jinetes y doscientos lanceros, para que fuesen hasta Cesarea; 23:24 y que preparasen cabalgaduras en que poniendo a Pablo, le llevasen en salvo a Félix el gobernador.

Esto no es la bondad de un hombre operando a favor de Pablo, es la mano invisible de Dios estableciendo su soberanía de tal manera que todo coopere para el cumplimiento de su propósito. 470 hombres bien armados fueron comisionados para custodiar la vida y propósito de un solo hombre, lo increíble es que el contingente de soldados que custodiaban Jerusalén era aproximadamente de 670 hombres, ósea que la mayoría de ellos se fueron con él para asegurarse que llegara bien ante el gobernador.

El leer esto nos debe llevar a saber que no hay razón por la cual amedrentarnos, si Jesús vino en persona a llenar de animo a Pablo, como no haría lo necesario para que sus Palabras se cumplieran, el estableció todo un despliegue de fuerza que le impediría a satanás irrumpir en su propósito. Nuestro enemigo va a ponerle precio a nuestra cabeza pero Dios ya estableció lo necesario para conservarla en su lugar.

2 Reyes 6 6:18 Y luego que los sirios descendieron a él, oró Eliseo a Jehová, y dijo: Te ruego que hieras con ceguera a esta gente. Y los hirió con ceguera, conforme a la petición de Eliseo. Dios Libra a Eliseo de los Sirios.

Lucas 4:28 Al oír estas cosas, todos en la sinagoga se llenaron de ira; 4:29 y levantándose, le echaron fuera de la ciudad, y le llevaron hasta la cumbre del monte sobre el cual estaba edificada la ciudad de ellos, para despeñarle.

4:30 Mas él pasó por en medio de ellos, y se fue.

Conclusión

Hechos 23:11 A la noche siguiente se le presentó el Señor y le dijo: Ten ánimo, Pablo, pues como has testificado de mí en Jerusalén, así es necesario que testifiques también en Roma.

Para alcanzar el propósito establecido por Dios para mi vida yo debo tomar el riesgo de creer cada Palabra que él ha determinado sobre mí, Pablo lo hizo así, el considero que en sus Palabras se hallaba la suficiente garantía que necesitaba para abandonar todo temor y proseguir hacia adelante, avanzar, ir por más.

Salmos 118: 6. El SEÑOR está a mi favor; no temeré. ¿Qué puede hacerme el hombre? 7. El SEÑOR está por mí entre los que me ayudan; por tanto, miraré triunfante sobre los que me aborrecen. 8. Es mejor refugiarse en el SEÑOR que confiar en el hombre. 9. Es mejor refugiarse en el SEÑOR que confiar en príncipes. 10. Todas las naciones me rodearon; en el nombre del SEÑOR ciertamente las destruí.
 
Pastor: David Bayuelo
Agosto 11 de 2019

Comunidad Cristiana el Camino de Bogotá
Calle 98 No. 69 - 64 La Floresta - Teléfono: (57) (1) 358 67 27 - Bogotá D.C. (Colombia) - Powered by Ingeniero José Barrios Meléndez.