Maduros

Maduros - Filipenses 1:9-11Escuchar audio de esta predica Filipenses 1:9 Y esto pido en oración, que vuestro amor abunde aún más y más en ciencia y en todo conocimiento, 1:10 para que aprobéis lo mejor, a fin de que seáis sinceros e irreprensibles para el día de Cristo, 1:11 llenos de frutos de justicia que son por medio de Jesucristo, para gloria y alabanza de Dios.

BA Filipenses 1: 9 Y esto pido en oración: que vuestro amor abunde aún más y más en conocimiento verdadero y en todo discernimiento, 10a fin de que escojáis lo mejor, para que seáis puros e irreprensibles para el día de Cristo; 11llenos del fruto de justicia que es por medio de Jesucristo, para la gloria y alabanza de Dios.

¿Cuantas veces nuestra oración por alguien ha sido como la que efectúa el apóstol Pablo en esta ocasión?, si leemos con cuidado descubriremos que ella no guarda en su contenido peticiones materiales o de aquellas cosas que nos pueden faltar en el día a día.

Estos versos que acabamos de leer representan el fin de la introducción que el apóstol hace a la carta a los filipenses y como hemos visto está se encuentra llena de gozo, llena de gratitud, llena de un afecto, fraternal, genuino. Además es una carta que al analizarla con cuidado descubrimos que no solamente está escrita por un cristiano maduro, sino que también tiene la intención de ayudarnos a crecer en la vida cristiana.

En este punto de la vida de Pablo él se halla al final de sus días, de hecho se cree que él escribió esta epístola hacia el año 61 o 62 después de Cristo y esto nos da una idea de un hombre que ha alcanzado una renovación tal que se puede expresar a través de la imagen del Cristo que ha estado siendo formado en él. Su visión teológica se ha hecho más amplia, se ve un crecimiento considerable y por eso podemos llegar a la conclusión que a través de esta carta nosotros también podemos aspirar a sufrir una profunda transformación en nuestra vida cristiana.

Ahora; al igual que Pablo cada vez que nosotros abrimos nuestra boca para orar nuestras palabras van a revelar la abundancia de nuestro corazón y con esto no estoy diciendo que le prestemos atención al contenido de las oraciones de los demás, sino que le prestemos atención al contenido de nuestras oraciones, para que podamos conocer un poco más lo que abunda en nuestro corazón.

Cuando revisamos las oraciones del apóstol Pablo podemos definirlas con facilidad como las de un pastor, siempre preocupado por el progreso de sus ovejas. Sus oraciones hablan del conocimiento que él tiene de Dios y su carácter y de la previsión que guarda con las cosas que han de venir, procurando advertir de ellas a los que están bajo su cuidado. Es esta la razón por la que no nos queda difícil discernir el pensamiento maduro, o la abundancia que gobierna el corazón de este apóstol.

Partiendo de aquí podemos examinarnos o evaluarnos a través de algunas características que deben estar presentes en la vida de un cristiano maduro.

1. Pablo quiere ver en los filipenses tres cualidades y tres resultados.

Filipenses 1: 9 Y esto pido en oración: que vuestro amor abunde aún más y más en conocimiento verdadero y en todo discernimiento.

Pablo está orando por personas a las cuales él les ha mostrado una afecto entrañable, pero que necesitan exhibir en su vida cristiana tres cualidades necesarias para probar su madures y que les brindaran la oportunidad de obtener un mismo número de resultados. Él quiere ver en los Filipenses: un amor en crecimiento, un conocimiento verdadero y un discernimiento en todo.

No hay dudas de que a medida que nosotros maduramos el Espíritu Santo va formando cualidades en nosotros, pero esas cualidades deben mostrar un resultado a la hora de vivir mi vida cristiana y así que lo que él espera es: que aprobéis lo mejor, que sean sinceros e irreprensibles y llenos de frutos de justicia. Tres cualidades, tres resultados.

En Gálatas 4:19 Pablo dice: Hijitos míos, por quienes vuelvo a sufrir dolores de parto, hasta que Cristo sea formado en vosotros. Podemos experimentar en este texto la pasión con que Pablo les dice a estos hijos desviados, el anhelo que el posee de que la imagen de Cristo sea formada en ellos. Esto es lo que comunica la oración que el apóstol hace por los Filipenses al desear que se hagan presentes estas cualidades en sus vidas.

2. Pablo quiere ver en los filipenses un amor en crecimiento.

Filipenses 1: 9 Y esto pido en oración, que vuestro amor abunde aún más.

La palabra usada para amor es el termino griego “Agape”, que traducida lo que significa en este contexto es: “Un amor incondicional” Así que lo que Pablo les está comunicando es que el desea que esto clase de amor abunde cada vez más y más. ¿Estará Pablo pidiendo que los filipenses puedan amar a Dios cada vez más o que hagan ese ejercicio en función de los hermanos? Y la respuesta lógica a la luz de la Palabra es ambas cosas. Porque no podemos amar a Dios sin amar a nuestros hermanos y no podemos amar a Dios cada vez más sin que en la misma capacidad vallamos amando más a nuestros hermanos.

1 Juan 4:7 Amados, amémonos unos a otros; porque el amor es de Dios. Todo aquel que ama, es nacido de Dios, y conoce a Dios. 4:8 El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor. Esta afirmación guarda un sentido de reciprocidad, porque mentimos si decimos que amamos a Dios y no amamos a nuestros hermanos y mentimos si decimos que amamos a nuestros hermanos sino amamos a Dios. Así que amor por Dios resulta automáticamente en amor por mi hermanos y por eso llegamos a la conclusión que Pablo está pidiendo por ambas cosas.

El Señor conocía cuan esencial era esta cualidad dentro del carácter Cristiano, al punto que tomo a toda la ley y todos los profetas y la resumió en un solo mandamiento que nosotros hoy conocemos como el mandamiento del amor.

¿Cómo amo yo más a mi hermano? Amando más a Dios. Y ¿cómo amo más a Dios? Conociéndolo más. Cada cosa nueva que yo aprendo o experimento de Él es una nueva razón para amarle más. Ósea si estoy estancado en el crecer en amor, es porque estoy estancado en el conocimiento de Dios.

¿Cómo conozco más de Dios? La mejor revelación de Dios está en su Palabra. Así que poco conocimiento de la Palabra, poco conocimiento de Dios, poco conocimiento de Dios, poco amor por Dios, poco amor por Dios, poco amor por mi hermano.

Filipenses 4:2 Ruego a Evodia y a Síntique, que sean de un mismo sentir en el Señor. 4:3 Asimismo te ruego también a ti, compañero fiel, que ayudes a éstas que combatieron juntamente conmigo en el evangelio, con Clemente también y los demás colaboradores míos, cuyos nombres están en el libro de la vida. Esto pasa hasta en las mejores familias y Pablo sabe que esto es un problema de amor entre hermanos. En corintios pasaba lo mismo.

Efesios 3:17 para que habite Cristo por la fe en vuestros corazones, a fin de que, arraigados y cimentados en amor. Otra oración hecha por Pablo porque él comprende que esto va a solucionar muchos problemas, él sabe que la unidad de los efesios es imposible sino colocan el amor de por medio.

Juan 21:15 Cuando hubieron comido, Jesús dijo a Simón Pedro: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas más que éstos? Le respondió: Sí, Señor; tú sabes que te amo. Él le dijo: Apacienta mis corderos. 21:16 Volvió a decirle la segunda vez: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas? Pedro le respondió: Sí, Señor; tú sabes que te amo. Le dijo: Pastorea mis ovejas. 21:17 Le dijo la tercera vez: Simón, hijo de Jonás, ¿me amas? Pedro se entristeció de que le dijese la tercera vez: ¿Me amas? y le respondió: Señor, tú lo sabes todo; tú sabes que te amo. Jesús le dijo: Apacienta mis ovejas.

¿Oramos por nuestros hermanos, tenemos pensamientos de bien para con ellos, nos preocupamos y entristecemos cuando no vienen a la iglesia? ¿O no son indiferentes?

3. Pablo quiere ver en los filipenses creciendo en conocimiento verdadero.

Filipenses 1: 9Y esto pido en oración: que vuestro amor abunde aún más y más en conocimiento verdadero y en todo discernimiento,

Epignosis: Reconocimiento de la voluntad de Dios que es efectiva en la conducta de una persona que conoce a Dios. En otras Palabras lo que nos quiere decir el escritor de esta carta es que entre más crecemos en amor, más creceremos en el conocimiento verdadero. Porque la búsqueda de ese amor como lo dijimos con anterioridad, me lleva a conocer más Dios a través de su Palabra, de su voluntad, de su propósito, de su plan.

Pablo no habla del amor Romántico, porque este no tiene la cualidad de mantener las relaciones en su lugar. El amor romántico no tiene elasticidad, cuando es sometido a estrés se quiebran. Por eso los matrimonios llenos de amor romántico terminan destruyéndose. Solo el amor incondicional es el que tiene la capacidad de hacer que las relaciones permanezcan a pesar de las dificultades que se puedan presentar una y otra vez.

¿Tú quieres amar? Se paciente, bondadoso, no seas jactancioso, no seas arrogante, no te portes indecorosamente, no busques lo tuyo, no te irrites, no tomes en cuenta el mal recibido, súfrelo todo, espéralo todo, y sopórtalo todo. Fácil, muy fácil de leer pero difícil de hacer. Yo estoy seguro que yo no puedo hacer esto, pero el Espíritu de Dios que vive en mí, tiene la capacidad de hacerme moverme bajo la cualidad que describe Pablo refiriéndose al amor.

Hay un conocimiento verdadero que solo se obtiene a través de amar a Dios, pero puede haber un conocimiento falso o irrelevante, ósea que no nos sirve para ser aplicada en nuestra vida cristiana.

Oseas 4:1 Oíd palabra de Jehová, hijos de Israel, porque Jehová contiende con los moradores de la tierra; porque no hay verdad, ni misericordia, ni conocimiento de Dios en la tierra.  Oseas 4:6 Mi pueblo fue destruido, porque le faltó conocimiento. Por cuanto desechaste el conocimiento, yo te echaré del sacerdocio; y porque olvidaste la ley de tu Dios, también yo me olvidaré de tus hijos.

Cuando vemos las oraciones de Pablo incluyendo esta entendemos, que si hay un ejercicio que no hemos hecho correctamente es orar como debe ser porque hemos orado por cosas diminutas y no hemos tomado en cuenta las de mayor peso.

Filipenses 3:10 a fin de conocerle, y el poder de su resurrección, y la participación de sus padecimientos, llegando a ser semejante a él en su muerte, ¿Pablo quería conocerle? El conocimiento de Dios es vital y Pablo nos lo hace saber por las oraciones que efectúa en las últimas cartas que escribió. Lo hace en Filemón, en Colosenses, en Filipenses y en Efesios. Porque esto tiene propósito y relevancia en su vida.

4. Pablo quiere ver en los filipenses creciendo en el discernimiento.

Filipenses 1: 9Y esto pido en oración: que vuestro amor abunde aún más y más en conocimiento verdadero y en todo discernimiento.

Discernimiento es la habilidad de poder diferenciar y separar lo verdadero de lo falso. El diccionario nos dice: que es la habilidad de poder distinguir aquello que esta obscuro. La capacidad de separar la verdad de Dios de la mentira del mundo. Esto está muy ligado al sentido común.

El discernimiento es una cualidad en vía de extinción, porque si estamos en mundo de valores absolutos no puedo discernir. Si estamos en un mundo de pos modernismo donde la opinión de cualquier persona está bien y debe ser aceptada y no la puedo juzgar no puedo hacer el ejercicio de discernir. Satanás sabe lo que hace, así que él ha procurado que los hombres pierdan la habilidad de discernir o tener sentido común.

Cada vez que la iglesia de Dios ha entrado en una crisis está siempre ha estado relacionada con la capacidad de discernir la verdad del error y discernir las circunstancias.

1 Crónicas 12:32 De los hijos de Isacar, doscientos principales, entendidos en los tiempos, y que sabían lo que Israel debía hacer, cuyo dicho seguían todos sus hermanos. David escogió a hombres de la tribu de Isacar con la habilidad de discernir los tiempos y lo que el pueblo de Dios debía hacer.

Conclusión

Pablo pidió por amor, conocimiento y discernimiento, para: Filipenses 1: 10 a fin de que escojáis lo mejor, para que seáis puros e irreprensibles para el día de Cristo; 11llenos del fruto de justicia que es por medio de Jesucristo, para la gloria y alabanza de Dios. Tres cualidades que los conducirían a la madures espiritual que se vería reflejada en estos tres resultados.
 
Pastor: David Bayuelo
Fecha: Marzo 9 de 2018

Comunidad Cristiana el Camino de Bogotá
Calle 98 No. 69 - 64 La Floresta - Teléfono: (57) (1) 358 67 27 - Bogotá D.C. (Colombia) - Powered by Ingeniero José Barrios Meléndez.