Un propósito, una familia

Un propósito, una familia - Mateo 1:18-25Escuchar audio de esta predica Mateo 1:18-25. Si hay una historia bíblica que siempre resultara fascinante es; la encarnación del único y verdadero Dios en el cuerpo de un ser humano, más allá de este milagro se hallan los detalles que nos describen los evangelios sobre cómo se dieron estos acontecimientos y la forma tan exacta como se cumplieron.

Es extraordinario como podemos encontrar en libros como Mateo 41 citas del antiguo testamento que procuran enfatizar en Jesús como el cumplimiento de la profecía dentro de un plan único de Dios a lo largo de la historia de Israel.

Este evangelio guarda una estrecha relación con la necesidad de que el pueblo Judía se encontrara con el Redentor que habían estado esperando, por esta razón Mateo estructura sus relatos cuidadosamente para demostrar al Señor Jesús como la realización de todas las esperanzas y expectativas Mesiánicas del pueblo de Israel.

Hay detalles para tener en cuenta como la manera en que el Señor Jesús fue colocado en una familia en particular, para cumplir un propósito particular, leamos como lo dice el texto en Mateo 1: 18 al 25 Este es el relato de cómo nació Jesús el Mesías. Su madre, María, estaba comprometida para casarse con José, pero antes de que la boda se realizara, mientras todavía era virgen, quedó embarazada mediante el poder del Espíritu Santo. 19 José, su prometido, era un hombre bueno y no quiso avergonzarla en público; por lo tanto, decidió romper el compromiso[h] en privado. 20 Mientras consideraba esa posibilidad, un ángel del Señor se le apareció en un sueño. «José, hijo de David —le dijo el ángel—, no tengas miedo de recibir a María por esposa, porque el niño que lleva dentro de ella fue concebido por el Espíritu Santo. 21 Y tendrá un hijo y lo llamarás Jesús,[i]porque él salvará a su pueblo de sus pecados». 22 Todo eso sucedió para que se cumpliera el mensaje del Señor a través de su profeta: 23 «¡Miren! ¡La virgen concebirá un niño! Dará a luz un hijo, y lo llamarán Emanuel, que significa "Dios está con nosotros"». 24 Cuando José despertó, hizo como el ángel del Señor le había ordenado y recibió a María por esposa, 25 pero no tuvo relaciones sexuales con ella hasta que nació su hijo; y José le puso por nombre Jesús. (NTV)

Un relato que no solo nos describe el carácter sobrenatural del nacimiento de quien sería el Salvador del mundo sino también como fue implantado dentro de una familia a la que le fue revelado específicamente su propósito.

1. Dios escogió conforme a su propósito los miembros de nuestra familia.

Mateo 1:16 y Jacob engendró a José, marido de María, de la cual nació Jesús, llamado el Cristo. 1:17 De manera que todas las generaciones desde Abraham hasta David son catorce; desde David hasta la deportación a Babilonia, catorce; y desde la deportación a Babilonia hasta Cristo, catorce.

Mateo sigue el sistema legal judío al dar la genealogía del padre de Jesús, aunque José solo era padre por adopción. Este evangelista persigue un doble objetivo al incluir esta genealogía, el primero: Demostrar la existencia de una continuidad entre Jesús y el Israel del antiguo testamento y el segundo: probar el linaje real del Mesias (Hijo de David) y su vínculo con los el fundador del pueblo judío (Hijo de Abraham)

Cuando hallamos en la Biblia estas largas listas de nombres por lo regular las pasamos por alto, pero sin saberlo ellas revisten una gran importancia ya que procuran demostrarnos que nada en el plan de Dios para la vida de los hombres es establecido al azar. En el caso de la genealogía de Cristo por más de cuatro mil años el Señor fue entrelazando familias enteras bajo el cumplimiento de un propósito, que finalmente confluyeron en el nacimiento, vida, pasión, muerte y resurrección del Señor Jesús. (Su obra redentora). El descubrir esto nos acerca a reconocer que no hubo un solo miembro de estas familias que no tuviera un propósito por cumplir, cada nombre reviste una gran importancia ya que es el eslabón que el Señor uso para llevarnos hasta el Mesías, el redentor del mundo.

En Filipenses 3:4 al 6 Pablo hace una descripción de su procedencia como una forma de defensa frente a los falsos maestros que procuraban poner en descredito su propósito. Aunque yo tengo también de qué confiar en la carne. Si alguno piensa que tiene de qué confiar en la carne, yo más: circuncidado al octavo día, del linaje de Israel, de la tribu de Benjamín, hebreo de hebreos; en cuanto a la ley, fariseo; en cuanto a celo, perseguidor de la iglesia; en cuanto a la justicia que es en la ley, irreprensible.

Mateo 3:8 Haced, pues, frutos dignos de arrepentimiento, 3:9 y no penséis decir dentro de vosotros mismos: A Abraham tenemos por padre; porque yo os digo que Dios puede levantar hijos a Abraham aun de estas piedras. 3:10 Y ya también el hacha está puesta a la raíz de los árboles; por tanto, todo árbol que no da buen fruto es cortado y echado en el fuego. El profeta Juan el Bautista está reprendiendo a un pueblo que se cobija bajo el hecho de proceder del linaje de Abraham pero sus acciones parece que probaran lo contrario, ya que no evidencian en sus vidas el cumplimiento del propósito por el cual fueron establecidos en esta tierra, ellos deberían ser un testimonio vivo que condujera a la humanidad a los pies de Cristo.

Cada miembro de nuestra familia no fue establecida por Dios al azar, su deseo de cumplir con un plan nos colocó dentro de un vínculo sobre natural y perfecto, que el entenderlo nos llevara a que le demos el valor que cada uno se merece dentro un gran propósito. Igual pasa en nuestra familia espiritual, hay quienes nos reusamos tanto a nuestra familia natural como la espiritual.

2. El saber que Dios nos dio un propósito como familia nos debe llevar a ser cuidadosos con nuestras decisiones.

Mateo 1:24 Y despertando José del sueño, hizo como el ángel del Señor le había mandado, y recibió a su mujer. Mateo 2:13 Después que partieron ellos, he aquí un ángel del Señor apareció en sueños a José y dijo: Levántate y toma al niño y a su madre, y huye a Egipto, y permanece allá hasta que yo te diga; porque acontecerá que Herodes buscará al niño para matarlo. Mateo 2:19 - 23 Pero después de muerto Herodes, he aquí un ángel del Señor apareció en sueños a José en Egipto, diciendo: Levántate, toma al niño y a su madre, y vete a tierra de Israel, porque han muerto los que procuraban la muerte del niño. Entonces él se levantó, y tomó al niño y a su madre, y vino a tierra de Israel. Pero oyendo que Arquelao reinaba en Judea en lugar de Herodes su padre, tuvo temor de ir allá; pero avisado por revelación en sueños, se fue a la región de Galilea, y vino y habitó en la ciudad que se llama Nazaret, para que se cumpliese lo que fue dicho por los profetas, que habría de ser llamado nazareno.

Desde que Dios revelo el propósito en la vida de José y su familia cada paso que ellos concibieron estuvo guiado por la mano de Dios, no hubo una sola decisión que fuera tomada caprichosamente, desde recibir a su mujer por revelación, hasta los lugares que transitaron para salvaguardad a Jesús procuro el que se movieran dentro de su propósito. Sin duda la razón de la existencia de José, María, y sus hijos; Simón, Santiago, José y Judas guardaba una significativa importancia, salvaguardar el propósito del mismísimo Mesías.

Génesis 16:1 Sarai mujer de Abram no le daba hijos; y ella tenía una sierva egipcia, que se llamaba Agar. 16:2 Dijo entonces Sarai a Abram: Ya ves que Jehová me ha hecho estéril; te ruego, pues, que te llegues a mi sierva; quizá tendré hijos de ella. Y atendió Abram al ruego de Sarai. 16:3 Y Sarai mujer de Abram tomó a Agar su sierva egipcia, al cabo de diez años que había habitado Abram en la tierra de Canaán, y la dio por mujer a Abram su marido. 16:4 Y él se llegó a Agar, la cual concibió; y cuando vio que había concebido, miraba con desprecio a su señora. Abraham y Sara actuaron dentro de su propia prudencia desvirtuando el propósito establecido por Dios para su familia. Cuando revisamos la Genealogía de Jesús el producto de esta relación ilícita no se halla incluido en ella, a Ismael no lo encontramos de ninguna manera en el plan perfecto de Dios. Se repetía una vez más lo ocurrido en el huerto del Edén la prudencia equivocada de un miembro de la familia los conduciría al sufrimiento.

Este pasaje nos deja una extraordinaria lección y es que solo debemos incluir en nuestra vida de familia aquellas decisiones que guardan correspondencia con el propósito que Dios nos ha llamado a cumplir, ya que decisiones desacertadas siempre nos conducirán a situaciones complicadas.

Debemos revisarnos hoy y preguntarnos qué tan lejos o que tan cerca estamos del propósito Divino y cuan testarudos queremos seguir siendo frente a nuestros errores. Hay quienes no entendemos que el Señor nos predestino dentro de un plan escrito por su mano y que lo único que hay que hacer es seguir la indicación que Él nos da.

Como padres debemos aprender a escuchar la voz de Dios que nos guía a través de sus designios. Ríndase como capitán del barco y permita que Dios sea su timonel. Que siempre nuestras decisiones estén basadas en el propósito que Dios tiene para nuestras familias.

Noé decidió por encima de lo que el mundo creía y esto lo llevo a que toda su familia se salvara.

3. Si Dios nos dio un propósito en familia entonces hay que descubrirlo.

Mateo 1:19 José su marido, como era justo, y no quería infamarla, quiso dejarla secretamente. 1:20 Y pensando él en esto, he aquí un ángel del Señor le apareció en sueños y le dijo: José, hijo de David, no temas recibir a María tu mujer, porque lo que en ella es engendrado, del Espíritu Santo es. 1:21 Y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS, porque él salvará a su pueblo de sus pecados.

"José, hijo de David" esta expresión dice mucho ya que descubre el plan donde la vida de este hombre se encuentra incluida. José desde el principio supo por revelación hacia donde se dirigía, él y su casa de principio a fin pudieron reconocer cual era el propósito para el cual Dios los había designado y esto sería determinante para que sus decisiones fueran acertadas.

El que no sabe para dónde va cualquier dirección le sirve. El que cada personaje de la genealogía de Cristo conociera el plan de Dios fue determinante para que se convirtiera en el eslabón dentro de una cadena de propósitos cumplidos hasta llegar al Mesías.

Números 10:8 Y los hijos de Aarón, los sacerdotes, tocarán las trompetas; y las tendréis por estatuto perpetuo por vuestras generaciones.

Deuteronomio 10:8 En aquel tiempo apartó Jehová la tribu de Leví para que llevase el arca del pacto de Jehová, para que estuviese delante de Jehová para servirle, y para bendecir en su nombre, hasta hoy, 10:9 por lo cual Leví no tuvo parte ni heredad con sus hermanos; Jehová es su heredad, como Jehová tu Dios le dijo.) Desde siempre Dios designo familias enteras para el cumplimiento de un propósito.

Debemos perseguí ese propósito unido que Dios determino para nuestra casa y unificarnos en torno a él. Mateo 12:25 Sabiendo Jesús los pensamientos de ellos, les dijo: Todo reino dividido contra sí mismo, es asolado, y toda ciudad o casa dividida contra sí misma, no permanecerá.

A pesar de que cada uno estemos dentro de una familia cada uno elige el cumplimiento del rol asignado por Dios al igual que como creyentes somos parte de un cuerpo donde existe un lugar para cada uno.

Conclusión

En la escritura hay familias enteras que desaparecieron por no entender que no fueron traídas por Dios a esta tierra para correr detrás de los designios que el mundo establece, sino por el contrario para cumplir un plan concreto escrito por su mano. Las genealogías que observamos en la Biblia no fueron escritas allí por capricho Divino, sino porque ellas eligieron cumplir con el propósito que se les había encomendado. Hoy se sigue escribiendo en el libro de los galardones los nombres de todas aquellas familias que deciden aceptar su misión en Cristo Jesús. ¿Será que el de la nuestra ya se encuentra allí?
 
Pastor: David Bayuelo
Septiembre 3 de 2017

Comunidad Cristiana el Camino de Bogotá
Calle 98 No. 69 - 64 La Floresta - Teléfono: (57) (1) 358 67 27 - Bogotá D.C. (Colombia) - Powered by Ingeniero José Barrios Meléndez.