Cristo el Himno de Gloria

Cristo un himno de gloria - filipenses 2: 5-11 Escuchar audio de esta predica  Filipenses 2:5-11

Un himno, es una composición poética o musical que expresa sentimientos positivos, de alegría y celebración. En la antigüedad se utilizaba para alabar a un dios en particular al que se le requería rendir honor, un homenaje o tan solo agradecerle en celebración la victoria por suceso memorable.

El tema central debe girar en torno a un personaje, elemento, valor o acontecimiento especial, tono solemne, utilización de figuras literarias para darle una mayor expresividad poética que despierte la emotividad de los destinatarios y deberá representar el sentir de un grupo de personas. Un ejemplo de esto es el himno nacional.

En la carta a los filipenses capítulo 2 de los versículo 5 al 11 se halla el himno cristológico escrito por Pablo que resalta todos los atributos de Cristo despertando en el corazón del que lo lee o escucha alabanzas a Dios de manera abierta y gozosa.
Este himno al referirse a Cristo lo sitúa de la siguiente manera:

De condición divina (v.6a)

A un no aferrado a su condición (v.6b)

Despojado de sí mismo (v.7a)

Tomando la condición de siervo (v.7b).

Haciéndose semejante a seres humanos (v.7c)

Humillándose a sí mismo (v.8a)

Obedeciendo hasta la muerte (v.8b).

Ese “despojo”, del que se habla en el v.7ª procede del griego kénosis “vaciar”, “anonadar”, “privar”; también está relacionado con la humildad, a la renuncia a todo tipo de dominio. Estima a los demás como más importantes, independientemente de la estructura social. No busca su propia ventaja.

Observemos que este “descenso” de Cristo quien, por su procedencia y testimonio mereció ser tratado como el mismo Dios, pero que no usó ese derecho. Escogió la vida de ser humano, y más aún, de siervo, y aún más, obediente hasta una muerte de cruz. Él que no mereció sufrir para reconciliarse con Dios. Pero al hacerlo, se convierte en parámetro y modelo de todo ser humano

La Clave de la Humildad

La clave de la humildad - Filipenses 2:5-8 Escuchar audio de esta predica Filipenses 2:5 Haya, pues, en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús, 2:6 el cual, siendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, 2:7 sino que se despojó a sí mismo, tomando forma de siervo, hecho semejante a los hombres; 2:8 y estando en la condición de hombre, se humilló a sí mismo, haciéndose obediente hasta la muerte, y muerte de cruz.

Este texto que yo acabo de leer representa en la opinión de estudiosos y académicos el corazón de esta carta y en opinión de muchos otros el corazón de toda la Biblia, porque nos explica el descenso de Cristo de su gloria hasta su máxima humillación. Aquí hallamos la explicación de cómo fue necesaria su padecimiento para que nosotros pudiéramos alcanzar la glorificación y como él tuvo que estar dispuesto a morir, para que nosotros tuviéramos vida.

Comunidad Cristiana el Camino de Bogotá
Calle 98 No. 69 - 64 La Floresta - Teléfono: (57) (1) 358 67 27 - Bogotá D.C. (Colombia) - Powered by Ingeniero José Barrios Meléndez.