Las Lenguas

Las Lenguas - Hechos 2:4Hechos 2:4 Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen.

La llenura del espíritu Santo.

Al estudiar las escrituras hay que tener mucho cuidado, ya que por mucho tiempo hemos predicado e incluso doctrinizado pasajes que no nos dan una evidencia concreta que nos permita verlos como la norma a seguir en lo que tiene que ver con nuestras prácticas espirituales y sin embargo los asumimos así y aun hay casos peores en donde tomamos experiencias de otros sin constatarlas cuidadosamente en la palabra haciéndolas un manual en nuestra vida espiritual. El caso de las lenguas no es la excepción; diciéndose de ellas a través del día de pentecostés en el libro de Hechos cosas que nos pueden llevar al error. Una de estas suposiciones; es que la manifestación más alta de la llenura del Espíritu Santo es el hablar en lenguas, pero cuando nos tomamos el trabajo de revisar con cuidado el propósito de ser llenos del Espíritu y lo que aconteció en ese día en particular, descubriremos que todo estaba ligado a una cosa y era al deseo de Dios que todos los hombres tuviesen la oportunidad de escuchar su mensaje de salvación.

El Espíritu en y sobre nosotros

El Espiritu en y sobre nosotrosJuan 14:16 Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre: 14:17 el Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce; pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros, y estará en vosotros.

Juan 20:22 Y habiendo dicho esto, sopló, y les dijo: Recibid el Espíritu Santo.

Hechos 1:8 pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.

Tres versos que salieron de la boca del Señor Jesús y que nos permiten de manera fácil el poder comprender la diferencia entre dos sucesos que marcan la vida de un cristiano. En el primero Juan 14: 16 el Señor promete que el mismo Dios, en este caso el Espíritu santo hará morada en nosotros, en el versículo siguiente Juan 20:22 esta promesa es cumplida, el Mesías ha resucitado y después de presentársele a sus discípulos sopló sobre ellos y el Espíritu vino a morar en sus corazones produciéndose el que tuvieran un nuevo nacimiento del que le hablo Jesús a Nicodemo en el Capítulo 3 del libro de Juan.

Comunidad Cristiana el Camino de Bogotá
Calle 98 No. 69 - 64 La Floresta - Teléfono: (57) (1) 358 67 27 - Bogotá D.C. (Colombia) - Powered by Ingeniero José Barrios Meléndez.