La humildad: la base de nuestra grandeza

La humildad: la base de nuestra grandeza - 1 Pedro 5:6-111 Pedro 5:6-11 Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él os exalte cuando fuere tiempo; echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros. Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar; al cual resistid firmes en la fe, sabiendo que los mismos padecimientos se van cumpliendo en vuestros hermanos en todo el mundo. Más el Dios de toda gracia, que nos llamó a su gloria eterna en Jesucristo, después que hayáis padecido un poco de tiempo, él mismo os perfeccione, afirme, fortalezca y establezca. A él sea la gloria y el imperio por los siglos de los siglos. Amén.

En 1 Cr.29:11 nos dice: Tuya es, oh Jehová, la magnificencia, y el poder, y la gloria, la victoria, y el honor; porque todas las cosas que están en los cielos y en la tierra son tuyas. Tuyo, oh Jehová, es el reino, y la altura sobre todos los que están por cabeza" dándonos a entender que Él gobierna y tiene el control de todo porque es Soberano y nada se le escapa, contrario a lo que el mundo nos dice.

Lo que siembras recoges

Lo que siembras recoges - Gálatas 6:7Gálatas 6:7 No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará.

No se si ha notado que hay mentiras que de tanto decirlas nos llevan a caer en la cruda realidad de creerlas, este es un problema serio a la hora de poner a prueba nuestra fe, ya que el resultado que esperaremos no procederá de la semilla que creemos sino de la que verdaderamente hemos sembrado. Lo cierto es que es muy difícil encontrar a algún hombre asegurando que no posea fe o creyendo que la suya es incorrecta, pero la mejor forma de saber si es correcta o no es cuando nos colocamos frente a frente con el fruto que esperábamos obtener. El asunto es que la fe no es un mito que funciona de cualquier manera esta se va forjando a través de la revelación de la palabra y no solo la que se escucha, sino la que se escucha y se coloca por obra. Juan 12:24 De cierto, de cierto os digo, que si el grano de trigo no cae en la tierra y muere, queda solo; pero si muere, lleva mucho fruto.

Comunidad Cristiana el Camino de Bogotá
Calle 98 No. 69 - 64 La Floresta - Teléfono: (57) (1) 358 67 27 - Bogotá D.C. (Colombia) - Powered by Ingeniero José Barrios Meléndez.