Perdiendo El Miedo Para Avanzar

Perdiendo el miedo para avanzar
Pastor: David Bayuelo
Cita Biblica: Hechos 23:11
Fecha: Agosto 11 de 2019
Escuchar audio de esta predica

Hechos 23:11 A la noche siguiente se le presentó el Señor y le dijo: Ten ánimo, Pablo, pues como has testificado de mí en Jerusalén, así es necesario que testifiques también en Roma.

Hay quienes nos acostumbramos a leer la escritura con tal simpleza que pasamos por alto pasajes que guardan un sentido absolutamente sobrenatural. El encontrarme con este texto señalado en rojo en la Biblia dentro de unos de los libros escritos después de la ascensión de Cristo, atrajo por completo mi atención, ya que esto lo vemos comúnmente dentro de los evangelios cuando las palabras escritas correspondían a lo que salía puntualmente de la boca del Señor Jesús. Con esto lo que Lucas procura decirnos es que Pablo no tuvo una visión, ni fue conducido al tercer cielo, ni fue una voz que escucho en medio de una luz intensa, sino que el mismísimo Señor se le presento en el lugar en el que él se hallaba preso para alentarlo a seguir adelante, con la convicción que su propósito prevalecería por encima de cualquier dificultad.

Pablo había regresado a Jerusalén después de su tercer viaje misionero y queriendo que las puertas de la sinagoga no se cerraran frente a él para poder predicar en Jerusalén, decidió cumplir con el rito de ser purificado, ya que se decían muchas cosas en cuanto a su fe judía, pero un hombre que noto su presencia un día antes de terminar con el rito que efectuaba, alboroto al pueblo al punto que lo tomaron para matarlo y solo la intervención de la autoridad romana pudo impedirlo.

Ahora Pablo se halla preso una vez más bajo la protección de la guardia romana y por lo que el pasaje deja ver a través de las Palabras del Señor, él entra en desaliento y con la necesidad urgente de poder ser objeto de una directa intervención Divina, el mismo Jesús en persona vendría a alentarlo para que continuara avanzando en la consecución de su propósito. Después de esto pasarían más de dos años en donde el apóstol estuvo encarcelado, oprimido por los religiosos judíos e incluso con planes concretos para atentar contra su vida, antes de ser enviado a Roma por haber apelado al Cesar, lo que le esperaría sería una serie de dificultades que tal cual el Señor le anuncio él pudo sobrepasar ya que lo dicho por Jesús fue suficiente para desaparecer todo temor que no le permitiría avanzar.

Comunidad Cristiana el Camino de Bogotá
Calle 98 No. 69 - 64 La Floresta - Teléfono: (57) (1) 358 67 27 - Bogotá D.C. (Colombia) - Powered by Ingeniero José Barrios Meléndez.