Perseverando en la renovación de la mente

Perseverando en la renovación de la mente
Pastor: David Bayuelo
Cita Biblica: Romanos 12:2
Fecha: Abril 7 de 2019
Escuchar audio de esta predica

Romanos 12:2 No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta.

Renovar significa poner una cantidad de fuerzas en movimiento para arreglar lo que sea necesario en nuestras vidas y devolvernos la posición original establecida por Dios. Es fuerza, es precisión y paciencia. Es cambiar todo lo deteriorado, lo lastimado, lo herido, lo desgastado en nosotros, en algo que maravilla, en algo que incluso desafía la naturaleza. Renovar tiene que ver con desafiarnos, con retarnos, con imprimir carácter, con dar nuestro mejor esfuerzo. Renovarnos no es fácil, ni nunca va a serlo, pero el solo hecho de que Dios nos haga saber en su Palabra que existe la posibilidad de que sea una realidad, debe alentarnos, inspirarnos, e impulsarnos.

Esta forma de definir la renovación se nos presenta en las Palabras finales del apóstol de los gentiles a su más amado discípulo Timoteo: "Pero tú debes mantener la mente clara en toda situación. No tengas miedo de sufrir por el Señor. Ocúpate en decirles a otros la Buena Noticia y lleva a cabo todo el ministerio que Dios te dio. En cuanto a mí, mi vida ya fue derramada como una ofrenda a Dios. Se acerca el tiempo de mi muerte. He peleado la buena batalla, he terminado la carrera y he permanecido fiel". (2 Timoteo 4: 7 NTV)

La renovación que hallamos en Romanos 12: 2 está en la forma verbal del presente de infinitivo, así que este es un proceso que comienza con la nueva vida que Dios nos da y que se produce todo el tiempo, día tras día, sin parar, no es una carrera de corta duración, sino una maratón en la que a medida que corremos se nos desprenden cosas que aligeran la marcha, pero adquirimos otras que nos embellecen, que nos dan una nueva apariencia, que nos revisten de la grandeza del que nos transforma.

Cada día que nos levantamos en el Señor es una oportunidad de renovarnos, de insistir en una trasformación que nos conduzca a comprobar la buena voluntad de nuestro Padre, que es agradable y perfecta.

Comunidad Cristiana el Camino de Bogotá
Calle 98 No. 69 - 64 La Floresta - Teléfono: (57) (1) 358 67 27 - Bogotá D.C. (Colombia) - Powered by Ingeniero José Barrios Meléndez.