Mente Sana, Cuerpo Sano

mente sana cuerpo sano
Pastor: David Bayuelo
Cita Biblica: Romanos 12:2
Fecha: Enero 27 de 2019
Escuchar audio de esta predica

Romanos 12:2 Y no os adaptéis a este mundo, sino transformaos mediante la renovación de vuestra mente, para que verifiquéis cuál es la voluntad de Dios: lo que es bueno, aceptable y perfecto.

Pablo reconoce en este texto la importancia de que los hijos de Dios puedan gozar de una mente renovada, ya que en ella es donde se libran las verdaderas batallas. Desde este campo de guerra es donde se han gestado nuestras mayores triunfos, pero de igual manera nuestras enormes derrotas, sin duda nuestro enemigo es conocedor de esta realidad, él sabe qué si estamos alineados con el pensamiento del mundo esto le garantiza una victoria segura y es por ello que el apóstol es enfático en la necesidad de exponernos a un proceso continuo de renovación de la mente que nos transforme conduciéndonos a mantener una vida integralmente victoriosa.

Hoy en día los que hacen estudios de mercado han aprendido esta lección e invierten todo lo que sea necesario para capturar la mente de las personas y así poder mejorar la venta de sus productos, de igual manera las redes sociales, los vendedores de pornografía, de drogas, de alcohol han capturado la misma idea y una de las cosas que se proponen es invadir la mente de las personas para enfermarlas con sus productos y así tener consumidores de por vida.

Lo cierto es que los hombres primero pensamos y luego actuamos, nunca actuamos sin haber pensado antes. De tal forma que podemos afirmar que la mente gobierna nuestras vidas, guiándonos a ser santos o llevándonos a tener vidas enfermas por el pecado. Antes de que podamos equivocarnos de palabras o de acción con seguridad ya hace tiempos que he venido pecando en la misma área de pensamiento, toda acción siempre será precedida de un pensamiento, no importa si el pensamiento era santo o pecaminoso en ambos casos nosotros hemos pensado primero lo que luego decidimos actuar, por tanto podemos concluir que nuestras batallas no son perdidas en el momento en que yo caigo en la tentación, sino que estas son pérdidas o ganadas en nuestra mente antes de yo ir a actuar. Nosotros primero ganamos la batalla o perdemos la batalla y luego actuamos.

Comunidad Cristiana el Camino de Bogotá
Calle 98 No. 69 - 64 La Floresta - Teléfono: (57) (1) 358 67 27 - Bogotá D.C. (Colombia) - Powered by Ingeniero José Barrios Meléndez.