Quietos en la dificultad

Quietos en la dificultad - Filipenses 1:7
Pastor: David Bayuelo
Cita Biblica: Filipenses 1:7
Fecha: Marzo 2 de 2018
Escuchar audio de esta predica

Filipenses 1:7 como me es justo sentir esto de todos vosotros, por cuanto os tengo en el corazón; y en mis prisiones, y en la defensa y confirmación del evangelio, todos vosotros sois participantes conmigo de la gracia. 1:8 Porque Dios me es testigo de cómo os amo a todos vosotros con el entrañable amor de Jesucristo.

1:12 Quiero que sepáis, hermanos, que las cosas que me han sucedido, han redundado más bien para el progreso del evangelio, 1:13 de tal manera que mis prisiones se han hecho patentes en Cristo en todo el pretorio, y a todos los demás. 1:14 Y la mayoría de los hermanos, cobrando ánimo en el Señor con mis prisiones, se atreven mucho más a hablar la palabra sin temor.

Cuando miramos el lugar donde se encuentra Pablo mientras escribe esta carta nos resulta antagónico que él pueda estar experimentando gozo, ya que si existe un sitio en el que se puedan fabricar con mucha facilidad las quejas precisamente es en la cárcel, más aun si la llegada a este sitio es por razones injustas y ya siendo inconveniente su estado, tener que permanecer encadenado a un soldado romano las 24 horas del día.

La prisión sin duda es un lugar que limita la libertad, donde uno se halla solo, mal alimentado, donde puede salir lo peor de nosotros y con toda probabilidad maltratada, sobre todo si se estaba en manos del imperio romano. Con toda certeza este es el peor lugar para experimentar gozo, sin embargo Pablo está describiendo que este precisamente es el sitio desde donde está viviendo esta experiencia sobre natural.

Si hablamos de quietud, la cárcel es el lugar propicio para que el rango de acción que podamos tener casi sea restando en su totalidad, de hecho nos hace pensar en la fuerte posibilidad de que no se cumplan nuestros sueños, deseos y más halla el propósito Divino. Pero contrario a esto la carta a los Filipenses nos deja ver que las cadenas de ninguna manera pudieron impedir que Pablo cumpliera con su cometido y que terminara diciendo con entera satisfacción al final de sus días: "He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe." (2 Timoteo 4: 7 – 8)

"Estad quietos": Un mandato que fue cumplido a cabalidad por el apóstol Pablo, quien atravesó mares embravecidos estando encadenado, para luego terminar su trasegar por esta tierra en una prisión romana. Él a través de su ejemplo nos enseña que aunque nuestro cuerpo y mente permanezca en quietud, no hay nada que pueda impedir que la obra de Dios en nuestra vida y a través de nuestra vida se efectué.

Comunidad Cristiana el Camino de Bogotá
Calle 98 No. 69 - 64 La Floresta - Teléfono: (57) (1) 358 67 27 - Bogotá D.C. (Colombia) - Powered by Ingeniero José Barrios Meléndez.